viernes, 29 de enero de 2016

Mi Exorcismo



Tengo un demonio en mi interior que me consume, que me incita a hacer lo peor. El noto como se mueve dentro de mi sexo, y como habla en mi cerebro escondiendo los remordimientos. Me empuja a jugar con fuego y me ha vuelto insensible a las quemaduras mientras todos los que me rodean se extinguen entre las llamas. Y no me importa su dolor, sólo me importa mi placer, que es inextinguible. Todo ha sido una farsa, todo ha sido un engaño, les he mentido a todos, sólo para satisfacerme. Me he saciado con su deseo. Un día llegaré a este infierno que me persigue. Un día llegará el arrepentimiento. Y sé que será demasiado tarde. Y que la soledad me rodea. Quizás todos estos amantes sólo son un instrumento para olvidar al primero, a mi primer amante, para olvidarlo a él que tan pronto me ha olvidado. Porque el sexo nunca estuvo espectacular con él, pero, ¡oh! cuando el deseaba!. Pero el mayor deseo es el mio, de todo lo que han consumido mi exorcismo. 


1 comentario:

  1. El demonio del placer conoce infinitos senderos.

    Besos.

    Lunna.

    ResponderEliminar