viernes, 28 de octubre de 2016

ORGASMO FEMENINO... POR QUÉ FINGIMOS, A VECES?

Hace días atrás, se celebro el día del orgasmo en varios países. Con esto llegue al tema "Por que Fingimos,a veces" Un Orgasmo.

‘Uff, Amor ha sido lo máximo’, qué hacemos cuando nuestra pareja nos dice esto después de‘terminar’, qué hacemos si a nosotros este encuentro no nos hizo ni cosquillas y, por el contrario, lo único que estábamos esperando es que él (o ella) acabe, y mientras tanto nosotras grite que grite, finge que finge.

De hecho que todas o casi todas hemos pasado por esta situación alguna vez, y lo hemos hecho para que ellos no se sientan mal, para que no se ‘busquen otra’, para pasar el tiempo o, simplemente, porque creemos que eso es lo que debemos hacer como pareja de alguien, falso, totalmente falso.

Vayamos por partes: Qué es un orgasmo? Los libros lo definen como la liberación física de la tensión sexual que se produce en el cuerpo durante la excitación sexual, etapas que se caracterizan por la lubricación, por palpitaciones rápidas, contracciones rítmicas e hinchazón de la vulva, ah?

Esto es parte de la teoría y en realidad lo que a nosotros nos interesa es la práctica. Lo primero que hay que hacer es conocer nuestro cuerpo nosotros mismos. Por ahí recomiendan que espejo en mano, nos miremos detenidamente y curioseemos por nuestras partes íntimas para saber dónde y cómo se encuentra todo, personalmente creo que no se necesita un espejo, si quieres conocerte: tócate!!!

Y por eso viene la segunda parte que al fin de cuentas es la más rica: tocarse, palparse, masturbarse, sí: masturbarse, y no se desmayen los cucufatos que leen esto -y que por cierto deben ser muchos- pero esta es la mejor forma que tiene una persona para conocerse íntima y personalmente: masturbación o autocomplaciencia, estoy segura que quienes alguna vez hemos hecho esto definitivamente la hemos pasado súper bien, remember?

Se hablan de dos tipos de orgasmos femeninos: del clítoris y de la vagina. El primero (del clítoris)se alcanza cuando nuestra pareja estimula este órgano y por ende llega a nuestro Punto G, obviamente en la mayoría de casos con esta práctica podremos alcanzar un riquísimo orgasmo; mientras que si hablamos del orgasmo vaginal debo contarles que este es mucho menos frecuente, las estadísticas nos cuentan que solo el 25% de mujeres llegamos al orgasmo a través de la penetración vaginal, así que si no logran llegar al orgasmo mediante esto no se preocupen, aparentemente eso es normal.

Entiendo que lo más adecuado es que se estimule el clítoris mientras se produce la penetración, la combinación de ambos es lo máximo e incluso con esto podríamos llegar a tener orgasmos múltiples, que no se trata de tener unos veinte orgasmos a la vez (se imaginan) sino que es la consecución de varios orgasmos, uno tras otro... una experiencia formidable.

Bueno usuarios, volvamos al tema inicial: fingir o no fingir un orgasmo. Fácil es gritar, gemir y hasta morder sin sentir ganas realmente de hacerlo; a ver, aquí algunas técnicas: cuando estemos con nuestra pareja y no tengamos ganas pero ‘hay que hacerlo’, mirémoslo, démosle un beso, respiremos fuerte para que nos oiga, aumentemos nuestro ritmo de respiración, a la par simulemos un aumento de los movimientos, cerremos los ojos, gritemos, gritemos y gritemos, sigámonos moviendo y si somos de las que nos gusta decir palabras de grueso calibre, que más da, es momento de hacerlo y en eso no finjan, mándense con todo el vocabulario de los barracones que nos salga, ellos se sentirán en las nubes y creerán que nos están llevando a la gloria.

Luego viene la culminación: nuestros movimientos van cediendo hasta detenernos, nuestra respiración también baja hasta cortarse, los gemidos, gritos e insultos aumentan (aprovechen esta parte y digan lo que quieran, no lo olviden) y, finalmente, nuestras piernas se juntan y aprietan lo que tienen dentro... y el gran momento: el grito o gemido... ojo que tiene que ser de tal manera que ellos se la crean, jaja; y punto, así de simple.
Pero chicas si algo les puedo decir, sobretodo a las que no tienen pareja, es que no hay nada mejor que tener un orgasmo a través de la masturbación, y si esta es acompañada de un vibrador o consolador no saben lo alucinante, rico, sartisfactorio, relajante, etc., etc., que resultará; además piensen que al estar solas no tendremos a nuestro lado a nadie que nos pese, que se quede dormido, quien hable o simplemente quien nos aburra, vamos no pierdan tiempo, háganlo y me darán la razón.

Habría que considerar además que los expertos en la materia dicen que los métodos más usados para el placer sexual femenino son la masturbación, el sexo oral y la penetración vaginal (en ese orden), entonces hay que considerarlo, no creen?

En serio chicas, creo que las mujeres no tenemos porque fingir un orgasmo ni nada, si cuando tenemos relaciones con nuestra pareja no sentimos nada digámoselos, y si no queremos hacerlo cuando él si quiere hay que saber decir ‘ahora no’, si hay un afecto de parte de él es obvio que nos va a entender, ante todo comunicación.

O sea, si tenemos la mente en otra cosa esperemos tener ganas de acostarnos con nuestra pareja para poder sentir un verdadero placer. Es obvio que no siempre que tengamos relaciones vamos a llegar al orgasmo, pero aún así, y siempre y cuando queramos hacerlo, realmente vamos a disfrutarlo y vamos a terminar y vamos a sentir muchísimo placer y un éxtasis maravilloso, aprendamos a decir sí cuando queremos hacerlo y a decir no cuando no tenemos ganas.

Como este es un tema de mucho interés, en una próxima entrega volveremos a hablar de este tema porque hay algunos aspectos que no hemos podido tocar en este blog. Por ahora disfrutemos, les deseo un buen orgasmo!

2 comentarios:

  1. ¡Yo también te deseo, y lo digo en plural, buenos orgasmos!

    Besos.

    ResponderEliminar